Peligra el calendario de vacunas contra la meningitis por falta de dosis.

La falta de vacunas contra la meningitis, en Santiago del Estero, puede llevar a que se postergue el calendario nacional obligatorio. Se espera una respuesta desde la nación. Población en riesgo.

 

La falta de vacunas contra la meningitis, en Santiago del Estero, puede llevar a que se postergue el calendario nacional obligatorio. Se espera una respuesta desde la nación. Población en riesgo.

El panorama en la provincia ante la falta de provisión de dosis de vacunas contra la meningitis, lo que podría desencadenar en la interrupción del calendario anual obligatorio, si persiste esta situación originada desde la cartera sanitaria nacional.

La situación generó una gran preocupación en las autoridades de Salud, que esperan una respuesta a los reclamos efectuados a la Nación, según confirmaron altas fuentes ministeriales consultadas.

El problema se hace sentir desde hace tiempo en Santiago del Estero, y las autoridades sanitarias siguen sin recibir respuestas a sus reclamos, mientras -según aseguran- “la población de riesgo sigue siendo la misma”.

“¿Qué tan serio es esto? Es muy grave, porque la falta de vacunas contra la meningitis puede llevar a que se deba postergar el calendario nacional obligatorio que está dispuesto desde la cartera sanitaria de la Nación desde hace muchos años. La preocupación es grande y creciente”, aseguraron.

La semana pasada, desde el Ministerio de Salud de la provincia de Santiago del Estero se quejaron porque durante el primer trimestre del 2019 se recibieron 7.200 dosis de las 18.191 programadas, pero en envíos pequeños de 2.800 dosis.

“Lo peor de todo es que la población en riesgo se mantiene y no se puede descuidar, así que la situación seguirá agravándose si no se revierte este tema, que no lo sufre sólo Santiago, sino que son varias las provincias que están en la misma situación”, aseguraron desde la cartera sanitaria.

Las provincias de Córdoba, Catamarca, La Rioja, Río Negro también denunciaron este problema ya que el Estado nacional debe garantizar la gratuidad, obligatoriedad y la disponibilidad de vacunas y del acceso a los servicios de vacunación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *