La emoción de Alberto Fernández al recordar a Néstor Kirchner, la cábala y un regalo vintage

Alberto Fernández, candidato a la presidencia por el Frente de Todos, repetirá una rutina similar a la de las PASO. Sacar a pasear a su perro collie, Dylan, antes de votar en la UCA de Puerto Madero, luego almorzar con su pareja y amigos íntimos en su departamento de ese barrio porteño y finalmente dirigirse al búnker del Centro Cultural Art C a esperar los primeros resultados del “boca de urna”.

 

Su día arrancó bien temprano. Pasadas las 8.30 recibió a su amigo y actual diputado porteño de Unidad Ciudadana, Leandro Santoro, quien le llevó de regalo un vinilo de Osvlado Pugliese -el “antimufa”- y se sumó al desayuno con sus colaboradores más cercanos. Junto a Alberto estaban Juan Pablo Biondi, su vocero; y Daniel, un amigo.

El músico, que es considerado desde hace años un “talismán de la buena suerte”, editó un disco llamado “A los amigos”. Y fue precisamente ese ejemplar el que eligió Santoro. “Es un disco que me regaló una compañera. Me pidió que lo tuviéramos para tener suerte. Me parece bueno que lo tenga Alberto y mi compañera se va a poner contenta”, dijo a los periodistas que cubrieron su llegada.

A las 9 horas, como lo hace habitualmente, Fernández salió a caminar junto a Dylan vestido de jeans, campera azul y zapatillas deportivas grises. Se dejó fotografiar por los reporteros gráficos -como ocurrió en las elecciones primarias- y en medio del tumulto el perro se saltó de la correa y se mezcló entre la multitud. “Déjenlo disfrutar a Dylan, que no entiende nada de esto”, ironizó el candidato. Entre las cámaras de TV y los micrófonos de radios, un grupo de unas 10 personas le gritaba “se siente, se siente, Alberto Presidente”.

A pesar de la garúa, el candidato del Frente de Todos se tomó su tiempo para charlar con los vecinos y simpatizantes que se acercaron a saludarlo y hasta accedió a sacarse algunas fotos. Entre los presentes se encontraba Adriana Garnier Ortolani, la nieta recuperada número 126, que es vecina de Alberto. La mujer se acercó a saludarlo y el candidato se mostró muy contento con su presencia y le dio un cálido abrazo.

Alberto Fernández vota en la mesa 68 de la Universidad Católica Argentina (UCA) que queda a pocas cuadras de su departamento para emitir su voto. Si bien el horario estipulado era a las 9, luego se retrasó para las 10.30.

Pasado el mediodía, se trasladará hasta el piso 12 del edificio River View, ubicado en Juana Manso y Manuela Sáenz, para almorzar junto a su pareja, la periodista y actriz rosarina Fabiola Yáñez. Los integrantes de la mesa serían los mismos del pasado 11 de agosto: Julio Vitobello y Leandro Santoro, amigos políticos de Alberto y ex funcionarios de Néstor Kirchner. El menú aún no trascendió, pero en las PASO optaron por pastas.

Por la tarde, se dirigirá hasta el barrio porteño de Chacarita para reunirse con su equipo de campaña y monitorear los resultados. Allí, fueron acreditados 400 periodistas, de los cuales 250 pertenecen a medios extranjeros. Hasta allí llegaría su compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner, quien votará en Río Gallegos y luego viajaría en un vuelo privado hasta Capital a la espera de que se repita la tendencia de las PASO, donde consagraron como los ganadores. A las 21 se darán a conocer los resultados oficiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *