ActualidadAlderetesPolicialesSiniestro

Desmanes de noctámbulos

Ajetreada noche tuvo el conjunto de las Fuerzas de Seguridad por ataques despiadados.

 

 

Todo se debió a que unos forajidos perpetraron un ataque malintencionado y prendieron fuego a la cubierta de dos puestos ambulantes en la zona del Portal Norte de Nuestra Ciudad.
Ni bien detectaron el fuego, los Guardias Barriales, que patrullaban la zona de esa rotonda, convocaron al Cuerpo de Bomberos locales y también dieron aviso a la Policía.
Al cabo de un par de minutos, el lugar irradiaba una intensa luz íncandescente por el fuego condensado que hacía flamear altas lenguas de llamaradas.

En medio de ese desastroso panorama, los diversos grupos de agentes que se hicieron presente, se organizaron para contener lo más rápido posible el siniestro incendiario.

Dado que esta zona se convierte en un peligroso cuello de botella para el tránsito vehicular, debido a las tinieblas de la noche, los Bomberos diseñaron una disposición estratégica de vehículos hidrantes, móviles policiales y de Vigías, ya que el resto de uniformados debía señalizar el área y poner en resguardo el accionar de todos.
En ese momento de una cerrada noche, solo se distinguían: laserantes llamas del incendio, las inquietas bandas reflectivas de los bomberos y la imperturbable imagen de Nuestra Madre de Fátima.
Unos 30 minutos después, el fuego ya había sido sofocado, el lugar quedó vestido de vapor y vahos de material inflamable que se apagaba y el piso de la rotonda lucía brillante y espejado por el gran charco del agua formado, debido a la inmensa cantidad de líquido que usaron los efectivos para apagar el fuego.
Los malvivientes se escabulleron en las sombras y lograron darse a la fuga.
Pero toda la zona del Portal Norte recobró su normal transitabilidad antes del amanecer.
Entre tanto, uno de los emprendedores valoró positivamente el accionar de Nuestros Bomberos, aunque ya se mostró advertido que desde hoy tendrá que “Volver a Empezar”.

Please follow and like us:

Comment here