ActualidadAlderetenseAlderetesArteEspectaculosMéxico

“Desde Alderetes a México persiguiendo un sueño”

Compartimos la Historia de Carlos Cuellar “Charly” un alderetense oriundo de El Corte que está construyendo su carrera profesional en el país de las Telenovelas.

 

Decidiste apostar al arte como medio de vida y elegiste un país extranjero para alcanzar tu objetivo ¿Puedes contarnos tu experiencia?

Hola Vicente ¿cómo estás? Te iré contando un poco de lo que  he vivido aquí y el tiempo previo al viaje, te compartiré mi experiencia, pero eso sí seré muy sincero en todo y espero que mi experiencia sirva para muchos otros que aún se están preguntando si aquello que eligieron como profesión vale la pena.

 

“Las novelas mexicanas que veía con mi abuela desde muy niño cuando ella me cuidaba…

…creo que fue ahí donde nació mi pasión por la ficción, ahí cuando me dije QUIERO HACER ESO.”

 

¿Por qué elegiste la actuación y a  México como destino para desarrollarla?

México, fue un destino decidido desde que literalmente tengo uso de razón, las novelas mexicanas que veía con mi abuela desde muy niño cuando ella me cuidaba y me criaba por lo que hoy es a ella a quien le digo mamá, porque mi mamá biológica siempre trabajó y lo hacía todo el día para criarme también, me fueron obsesionando con el mundo de la actuación, tengo un recuerdo  muy claro en el que ella me explicaba que lo que veía en la tele no era real, que todo eso era actuado, que esas personas  son ACTORES. Yo creo que fue ahí donde nació mi pasión por la ficción, ahí cuando me dije “QUIERO HACER ESO”.

 

 

“Siempre fui muy tímido, incluso hasta hoy,

no como en aquel momento pero la timidez continúa.”

 

 

¿Cuáles fueron tus primeros pasos de formación en el camino de la Actuación?

Fue recién hasta los 14 años que me animé y le dije a mi mamá (la biológica) que quería entrar a un taller de teatro, cabe aclarar que siempre fui muy tímido, incluso hasta hoy,  no como en aquel momento pero la timidez continúa. Comencé con un taller en San Miguel de Tucumán con Soledad Valenzuela una actriz tucumana, allí estuve un par de meses fue una experiencia inolvidable, la sensación de estar haciendo algo que siempre había deseado es indescriptible. No terminé el taller no llegué a participar de la muestra final por unos problemas personales que tuve y decidí dejarlo, hasta el año siguiente en el 2008 si no me equivoco por agosto de ese año, me enteré de que en Alderetes había un grupo de teatro que podía tomar clases gratuitas, era el grupo de Teatro “El Garage”, ahí estuve hasta el año 2011 en cuál participé con dos obras “Crónicas de Un Viento Disparatado” y “Ruido En Una Noche De verano” con esta última fue una experiencia muy bonita y distinta porque la puesta en escena se realizaba en plazas, al aire libre y las presentamos en distintos lugares de la ciudad, lo más importante de ese grupo fueron los amigos que hice, hasta el día de hoy mantenemos contacto con algunos y nos seguimos reuniendo, ahí conocí a mi hermana del alma, Denis P.D.,  nos hicimos inseparables, y en muchos momentos fue mi sostén y lo sigue siendo.

“En medio de todo eso descubrí una pasión que la tenía oculta hasta para mí mismo la de ¡VOLAR!…

Aprendí acrobacias en telas y luego incursioné otros elementos como el trapecio y el cubo, pasión que hasta el día de hoy llevo conmigo y espero que hasta el fin de mis días.”

 

 

 

¿Después de estos primeros pasos, cómo continuaste tu formación profesional?

Fue en ese año, 2011, cuando ingresé a la facultad de bellas artes para estudiar la Licenciatura en Teatro con un título intermedio el de Intérprete Dramático, (ACTOR) éste último era el que me interesaba ya que México seguía siendo mi objetivo y no quería perder tiempo, sabía que debía trabajar para ahorrar el dinero.

Todos los que pasamos por la facultad sabemos por las crisis que se atraviesan en cualquier carrera, en una de esas tantas fue que decido abandonar el grupo “El Garage” y seguir sólo con la carrera de teatro, idas y vueltas de crisis en crisis a veces queriendo abandonar todo, mil veces odiando al teatro porque te das cuenta que la actuación no es nada sencillo, que no todo es como parece que hay una disciplina, frustraciones, sensaciones de no poder, de decirme a mí mismo “no es lo mío”, “no sé qué hago aquí” y mil excusas más, inestabilidades emocionales a flor de piel… En medio de todo eso descubrí una pasión que la tenía oculta hasta para mí mismo la de ¡VOLAR! esa fue mi salvación a toda la vorágine de la universidad, en el 2013 comienzo con un taller de danza aérea con Onás salto Leitón y Alexis Ayala, ahí aprendí acrobacias en telas y luego incursioné otros elementos como el trapecio y el cubo, pasión que hasta el día de hoy llevo conmigo y espero que hasta el fin de mis días.

2015 fue el año en que terminé la carrera me recibí de Intérprete Dramático ¡uno de los días más felices de mi vida! y luego el famoso “Y ahora qué hago” dilema de todos los que se reciben.

 

 

 

“Eso te dicen, que pienses cuando seas viejo, en fin siempre en el futuro sin importar tu felicidad, tu presente, cuando es lo único asegurado que tenemos EL PRESENTE, porque ninguno de nosotros sabe si tendremos futuro, jamás sabemos hasta cuándo viviremos.”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Hubo algunas piedras el camino para alcanzar tu sueño?

 

El transitar por la carrera me agotó un poco y no tenía las mismas ilusiones o quizás  no con las fuerzas que las tenía como cuando era niño, lo de México se distorsionaba y comenzó a surgir dentro mío un fantasma que me decía que no podré hacerlo que no llegaría a nada que era absurdo aventurarse a la nada o al fracaso asegurado , mil inseguridades comenzaron a invadir mi mente, sumando las opiniones de mucha gente que te dice que tenés que ver la realidad, que lo que te gusta lo podes hacer en tu tiempo libre, que estudies algo que te dé un futuro asegurado, que puedas tener una jubilación, sí eso te dicen, qué pienses cuando seas viejo, en fin siempre en el futuro sin importar tu felicidad, tu presente, cuando es lo único asegurado que tenemos EL PRESENTE, porque ninguno de nosotros sabe si tendremos futuro, jamás sabemos hasta cuándo viviremos.

Hoy puedo ver que, en ese entonces, fui lo suficientemente débil e inseguro y me dejé influir por todo eso y tomé la peor decisión de mi vida, en el 2016 me inscribí en radiología para “asegurar mi futuro”  y así renuncié a mi gran meta, a mi sueño de viajar a México, una vez que deje atrás eso, ¡Morí! así me sentía, muerto en vida, totalmente vacío, me daba lo mismo todo, sentía que no tenía ya nada para perder, y ahí me di cuenta lo importante que tener algo por lo que  luchar, es lo que nos mantiene VIVOS, yo había renunciado a eso que me hacía vivir. Fue un año difícil acudí a la psicóloga, haciendo terapia pude abandonar la carrera de radiología, retomar así mi objetivo de viajar, busqué trabajo y conseguí en un call center, lugar en el trabajé dos años, así ahorrar para hacer el viaje.

Tuve tanto miedo, tantas dudas iba a viajar después del año de trabajar pero no me animé por eso continué un años más trabajando hasta que me dije BASTA! un día decidido salí del trabajo fui a una agencia y me compre el vuelo, con 6 meses de anticipación, un vuelo redondo de marzo a mayo pero claro mi objetivo era quedarme, a mi familia todo esto siempre le pareció una locura, pero aun así me apoyaron y lo siguen haciendo hasta hoy

4 de marzo fue la fecha en la que subí al avión en Tucumán fecha desde la cual no veo a mi familia, no los abrazo, como dije vine con el objetivo de quedarme y aquí estoy, aun luchando porque nada nada fue fácil y no lo es aún. Aquí conseguí trabajo como extra es en eso en lo que estoy, por suerte hay muchas producciones, no solo mexicanas sino también de EE.UU, pero no siempre hay trabajo de eso, pasan semanas sin que salga algo, y es ahí cuando empezás a ver otras opciones, y buscar de lo que sea, también se dificulta mucho con el permiso de trabajo y se me cierran muchas puertas,  no es fácil nada fácil, y siempre lo tuve presente, sabía que no iba a ser sencillo, gracias a Dios mi familia me ayuda, no todos cuentan con ese apoyo, sinceramente no sé si habría podido sin ellos.

 

 

“…Tener algo por lo que  luchar, es lo que nos mantiene VIVOS”

“A mi familia todo esto siempre le pareció una locura, pero aun así me apoyaron y lo siguen haciendo hasta hoy”

 

Después de lo que nos constaste y en base a tu experiencia ¿crees haber alcanzado tu objetivo?

Hoy puedo decir que todavía no cumplí mi objetivo, aún no vivo de la actuación, pero lo que sí puedo asegurar es que JAMÁS ME VOY A ARREPENTIR DE LO QUE HICE, porque todo está en eso, en INTENTARLO, no aceptaba la idea de morir  sin conocer México, sin luchar por lo que soñé toda mi vida, en ese sentido estoy en paz conmigo mismo… ahora queda vivir y sobrevivir también,  porque no es lindo extrañar, no es lindo no tener el calor familiar, enfermarte y que nadie te haga el tecito, ir solo al médico, en fin todas esas cosas que solo la familia lo hace y más cuando fuiste mimado como en mi caso, pero son cosas que te hacen crecer, lo necesitaba TANTO. Hay muchos momentos de bajones, de dudas y ganas de decir “hasta aquí llegué” y querer regresar, pero NO, porque lo que hice a pesar de ser un gran  paso y quizás el más importante, aun así no logré mi objetivo, es hacerse fuerte día a día y decirme “YO PUEDO” decírmelo una y otra vez para seguir adelante, y DISFRUTAR,  a pesar de todas las adversidades, estoy donde siempre quise si no lo disfruto no tiene sentido.

 

Gracias Charly por permitirme compartir tu historia con nuestros lectores

Para terminar ¿podrías dejar un mensaje a todos aquellos que están leyendo esta entrevista y quizás comparten tu sueño?

 

Vicente, te agradezco que te hayas puesto en contacto conmigo, solo comparto mi experiencia porque como la mía hay miles realmente, y miles de argentinos que están aquí y muchos con el mismo objetivo, no soy ejemplo de nada,  nada más lejos de eso… Solo quiero que quede muy claro lo importante que es hacer lo que más queremos en nuestra vida, nadie nos asegura que exista otra, no la desperdiciemos esta ante la duda, solo ¡VIVAMOS!

 

 

Por: Vicente Cáceres para Alderetes Portal de Noticias

Fotografía: Carlos Cuellar.

 

Comments (1)

  1. Muchas felucitaciones Carlos Cuellar, es una nota inspiracional, soy hermano mayor de Vicente, tu entrevistador, el linkea sus producciones y me gusta leerlas. Yo vivo en Neuquen y tengo hecha y jugada la ultima moneda de la vida, coincido plenamente con tu visión apasionada, tengo la certeza que vas a lograr tus metas sobradamente. Ya sos un triunfador. La fama y el dinero son solo la crema y la frutilla, la sustancia que nutre es tu corazón de soñador y luchador. Por cierto, disfruté esas fotos de tu vuelo.

Comment here